CUMBRES DE CARTAGENA: SENDERISMO
Información sobre las principales montañas del termino municipal de Cartagena, rutas de senderismo y montaña, fotografias, actualidad de las actividadades de los principales grupos excursionistas, ...

Textos e imágenes son propiedad de Cumbres de Cartagen@. Se permite la difusión de los mismos si se enlaza expresamente el contenido de este blog.

Cueva del Gigante


Con motivo podríamos quitarle el eslogan a Granada de "Sol y nieve", y si ellos gozan de una costa tropical y de las cumbres más altas de la península con Sierra Nevada, nosotros no nos podemos quejar de costa soleada (les ganamos en calidad y cantidad) y en cuanto a la nieve, no nos da para hacer pistas de esquí, pero si para disfrutar del blanco elemento. Así si la semana pasada estaba embutido hasta los ojos de ropa de abrigo y soportando una miniventisca, mientras pisaba con placer nieve polvo, esta semana he tenido la oportunidad de darme un baño termal a la orilla del Mare Nostrum, en un día, hasta caluroso en sus horas centrales.

El motivo de hacer esta ruta es muy claro, no hay que buscar información sobre sus aspectos naturales o esperar para ver una maravilla de paisajes, no es otro que el  visitar una cueva, la del Gigante situada en Cala Estrella, Sierra del Roldan y bajo el Puntal del Moco. Y no es una oquedad cualquiera del terreno o esta restringida (de momento) su visita, sino que cuenta con unas decenas de metros accesibles a pie finalizando en un precioso lago donde te puedes dar un chapuzon en cualquier época del año dado el micro clima que se genera en su interior y que hace mantener el agua a una temperatura óptima.

Este es uno de esos rincones imprescindibles que tiene nuestro litoral, tanto por la Cala de la Estrella, que ya de por si merece una visita por sus valores paisajisticos, como por la existencia de la cueva en la misma que hace la visita obligada. Y si te gusta la combinación de montaña, mar, islas, etc en tus paisajes favoritos no puedes dejar de hacer esta ruta, uniéndose así a otros lugares imprescindibles como Boletes, Cala Cerrada, La Torrosa, Cabo del Agua o Calblanque que cuentan con estos elementos en su composición.

No me gusta eso de darme baños en mitad de una ruta, por los problemas físicos que acarrea la sal por el roce al andar o al reblandecer la piel y hacerla más sensible a rozaduras o agujetas, aunque las rutas sean de corta duración, que en un principio no era el caso de esta; no obstante he hecho excepciones a esta regla general en contadas ocasiones y cuando creo que merece la pena exponerse a una rozaduras, así no me pude resistir  del baño en Cala Cerrada o Boletes, y aquí tampoco pude. Cuando vi que el guia se había metido junto con otros osados "peces", no me pude resistir pese a lo complicado de cambiarme en la oscuridad y andar descalzo unos metros por la roca, pero todo merece la pena para darte un chapuzon refrescante en el mes de diciembre en unas aguas limpias y a la temperatura justa.

La ruta planificada poco tiene que ver con la que finalmente se realizó y es que viendo la información inicial y conociendo lo abrupto de nuestras montañas litorales me parecía muy difícil su cumplimiento horario, por lo que fui esperando terminar con un gran retraso. Y es que hacer unos 16 km. bajando a Cala Estrella, programando baño en la cueva, rodear hasta El Portus, y coger el GR para volver por las Escarihuelas en menos de cinco horas era imposible teniendo en cuenta lo numeroso del grupo, en este caso se había formando conjunta con dos club (ASM y Cabezo Gordo), lo abrupto del terreno con pasos que requieren ir de uno en uno y con mucha precaución y lo variopinto del personal, donde siempre hay alguien que ha sobre valorado sus fuerzas o que le da una "pájara", que tire la primera piedra quien este libre de pecado al respecto. Supongo que el guia se vio superado por lo numeroso del grupo asistente.

A mi personalmente no me importó la falta de cumplimiento del plan inicial, ya que con el baño en la cueva me relajé y disfruté de la ruta aunque fuera de ida y vuelta por el mismo sitio, pero tal vez a más de uno no le agradara ya que fuimos muy pocos los que nos bañamos y tuvieron que aguantar mucho rato parados en los aledaños de la cueva. También fue una pena que no pudieran disfrutar del resto de la ruta que aunque menores también tiene sus alicientes, y perfectamente realizable programandola con comida en el camino y llevando agua suficiente. 

Lamentablemente todo no fue tan bonito. Hace unos meses me alegré un montón de la iniciativa que tuvieron el grupo de corredores de montaña Cacao de hacer una jornada de limpieza del monte, que si no recuerdo mal se realizó por la zona del mirador del Roldan y donde sacaron una cuantas bolsas de basura. Por este motivo me esperaba una zona casi limpia, ya que siempre hay algún desalmando, pero no fue así, no quiero exagerar diciendo que es un vertedero pero va camino de serlo. Si desgraciadamente la zona del castillo del Roldan esta llena de mierda, el collado no se le queda atrás. Pensaba que dado el gran numero de "domingueros"  que visitan el mirador era hasta cierto punto "normal" la presencia de papeles, servilletas, cascaras de frutas, bolsas, botellas de toda clase, pintadas, etc.

Pero no quedó aquí la cosa y así en la senda del oso y la que baja a Cala Estrella (no se si tendrá nombre popular) también entre los matorrales de las mismas podías ver de vez en cuando alguno de los desechos antes relacionados. Ya no aspiro a la limpieza de la costa, algo imposible por la falta de escrúpulos de algunos barcos, pero si de la cueva y su entorno, donde también había algo de basura y toda esta ya no es imputable a los que ocasionalmente van a monte, ya que esta ruta es exigente y por tanto son habituales, además de "poco limpios". Si en tu casa no tiras las cascaras de la fruta al suelo o las servilletas o los envases vacíos, ¿por que lo haces en la casa de todos que es la montaña?

Supongo que ante la desidia que muestra nuestra administración forestal por esta zona litoral nunca se llegará a producir, pero si los incivicos siguen llenando de mierda el monte se podría llegar a restringir el acceso y luego nos quejariamos. Ya me gustaría ver un sábado o un domingo un Guarda Forestal, Agente Medioambiental o como los quieran llamar o al mismo SEPRONA, multando a estos inconscientes, pero ante la inminente y constante desintegración del Estado Social y por tanto del Medioambiental, esto solo va a ser un sueño. Solo nos queda predicar con el ejemplo.



Por ultimo os dejo unos enlaces para conocer mejor La Cueva del Gigante.


Descripción de la Ruta


Partimos del aparcamiento de los Canales del Taibilla en Tentegorra, aunque con la apertura al publico de este lugar de ocio, si vas una vez abierto puede que no encuentres sitio por lo que tal vez es preferible aparcar en el inicio de la pista forestal, en la conocida como Casa del Pino. Suponiendo claro esta que no vengas desde Cartagena ciudad, en cuyo caso  puedes hacer  unos estiramientos andando desde tu casa.

Cogemos la pista que asciende al Collado del Roldan o como se conoce popularmente "El Mirador", hasta llegar al mismo, a pesar de ser las nueve de la mañana ya nos encontramos con numerosa gente que sube e incluso algunos que ya bajan, dada su cercanía a la ciudad esta es la zona más masificada de las montañas de Cartagena, convirtiéndose en una romería pasado el mediodía y siendo la zona de iniciación a la montaña de los más peques. Como curiosidad cuando mi perra era una cachorrilla de apenas seis meses a este fue el primer sitio que la llevé y ante mi sorpresa me cansé yo más que ella, a partir de aquí ha subido a casi todas las montañas de Cartagena, aunque ahora ya en la vejez le restrinjo más las salidas.

Tras reagruparnos en el collado cogemos la senda del oso por unos cientos de metros para desviarnos hacia la izquierda por la senda que nos lleva a Cala Estrella. Vamos rodeados de arbolado y matorral en un descenso que solo tiene algún que otro paso complicado pero salvable con precaución. Conforme bajamos y miramos a nuestro alrededor parece como si se agradaran y agigantaran las montañas que nos rodean, especialmente el Cabezo de la Estrella que se muestra altivo sobre nosotros. Una vez que cruzamos la rambla y sobrepasamos un picacho con oquedad y todo, solo nos queda bajar a la cala. Este desvío esta señalizado con un mojón de piedras y aunque se complica un poco por la erosión de las correntias de agua se sustancia con facilidad. Una vez en la orilla pedregosa de la Cala se observa la grandeza de la misma y se divisa a lo lejos la cueva tapada con arbustos.

Hasta llegar a la misma toca ir trepando como cabras por las rocas, existen un par de paso complicados pero con tranquilidad y ayuda si te hace faltas los superaras. Ojo solo es accesible la cueva si el mar esta en calma de otra forma con marejadilla o marejada se hace imposible ya que hay que ir sorteando las rocas a nivel del mar, por tanto si decides hacer ruta mira la predicción marítima antes.

El acceso a la cueva a día de hoy es factible, no obstante dada la erosión de la tierra en poco tiempo puede dejar de serlo por lo que seria conveniente que nuestras ausentes autoridades administrativas en el campo medioambiental instalaran un paso más asequible que impida que la gente pudiera tener un accidente en su anhelo de visitar la cueva (suponiendo que no nos la cierren por la falta de civismo de unos pocos).

Aquí se pudo bañar todo el que quiso, que fuimos pocos, pero en varios turnos por lo que el tiempo se nos echo encima, pero disfrutamos de un entorno único y privilegiado de la naturaleza. Por cierto si no te quedas cegado por la oscuridad las vistas desde la entrada de la cueva son de postal, no te las pierdas cuando tu retina se aclimate a la luz.

Tras reponer fuerzas y analizar la situación se tomo la alternativa de regresar por donde vinimos. Existían otras dos opciones a) seguir la ruta inicialmente prevista pero subiendo por un lateral de la cueva aprovechando unas ayudas que habían puesto, se descartó por peligroso al no llevar los medios de seguridad necesarios y por lo numeroso del grupo que hubiera tardado bastante en trepar la decena de metros existentes. (espero poder hacerlo algún día ya que no se veía especialmente difícil y se contaba con cuerdas y cables de protección, sin llegar a ser una vía ferrata), y b) subir de nuevo al sendero y continuar la ruta, pero dado el estado de algún miembro, el horario desfasado y la falta de comida y agua (al no estar programada la misma en ruta) se descartó igualmente.

Regreso al mirador y a los coches con un magnifico día soleado y con temperatura ideal para caminar por el monte. 

Por ultimo advertir que esta no es una ruta fácil  para senderistas noveles o poco experimentados ya que existen tramos de campo y costa a través con alguna zona difícil solo para senderistas experimentados en este tipo de terreno o con aptitudes para superarlas.

Los Gigantes, en su cueva

Hasta la próxima, nos vemos en el monte,

Fecha: 08/12/2013

Presentación de mis imagenes


Datos del GPS