CUMBRES DE CARTAGENA: SENDERISMO
Información sobre las principales montañas del termino municipal de Cartagena, rutas de senderismo y montaña, fotografias, actualidad de las actividadades de los principales grupos excursionistas, ...

Textos e imágenes son propiedad de Cumbres de Cartagen@. Se permite la difusión de los mismos si se enlaza expresamente el contenido de este blog.

El tesoro del Castellar


Mi selección muscial para oir musica mientras lees
"Caribbean Blue" - Enya

El monte Castellar es la octava cumbre que subimos del programa "Diez cumbres a las que hay que subir", contando con una altura de 993 m. y un diferencia de un desnivel desde su base de unos 400 m, toda ella por sendero que la hace asequible al senderista que se encuentre minimamente en forma y que complementa un dia de naturaleza por tierras bullenses.

Se encuentra ubicado a unos 3 Km. al sur de la población de Bullas, teniendo en su falda uno de los mejores rincones naturales de la región “el Salto del Usero”, lugar de interés geológico pero fundamentalmente paisajístico, donde su funden estructuras geológicas con el agua que las modela y la vegetación propia de la zona fluvial. Para muchos es la mejor cascada que podemos visitar en la región de Murcia.


El origen del nombre Castellar es bastante obvio y hace referencia a la presencia en el mismo de una fortaleza, hoy en ruinas, conocida como “El castillico”. Se trata de una fortificación militar con funciones de vigilancia que se ha datado sobre el siglo XII, no obstante es muy probable que dado su situación geoestratégica se levantara sobre los restos de otras construcciones anteriores. Su origen surge por las crecientes amenazas tanto del norte como del sur, sirviendo de  atalaya de vigilancia para controlar el paso entre las poblaciones de Cehegin y Mula principalmente, ya que el núcleo poblacional de Bullas en esta época era testimonial. De aquí surge otro nombre medieval con el que se concia el Castellar, Atalayuela de los Ballesteros, caído en desuso, y que alude a la presencia de dichos soldados en sus instalaciones.

En cuanto al toponimo de Bullas, no parece ser que se este refiriendo a que sus habitantes sean muy gritones o ruidosos, teniendo constancia escrita por primera vez del mismo en 1305. No esta claro su origen, pero la teoria más plausible relaciona el termino con "el agua", asi existen muchas poblaciones que lo contienen y estan intimamente relacionadas con aguas fluviales (Bullaque, Bullar, Guadalbullon ...), unido a que Bulla significa burbuja en lantin. Por tanto el nombre esta referido a la gran cantidad de manantiales que tiene la zona, por lo que podriamos decir que el origen del Bullas se encuentra asociado al rio y al salto del Usero como lugar más emblematico y que sin duda debió de llamar la atención de los primeros pobladores.




En esta ocasión y vista la gran información que existe en la red sobre los dos hitos más importantes que ofrece esta montaña, me voy a extender más en mitos y leyendas que hay sobre la misma. La mas popular y conocida es la "Leyenda de la Mora", que ha llegado a institucionalizarse su festejo, celebrandose la noche de San Juan una representación de la misma en el Salto del Usero. Dice la leyenda en versión de Rafa Usui (existen diversas):

"En tiempos de las Cruzadas, vivía en las cercanías Bullas, un rico moro, tan famoso por sus riquezas como por la belleza de su única hija a quien, a pesar de los muchos jóvenes que la pretendían en matrimonio, no mostraba ningún deseo de casarse.
Sucedió que una tarde, durante un paseo por las orillas, del río Mula cerca del paraje conocido hoy como salto del Usero, se encontró con un joven casadero cristiano que abrevaba a su caballo. De ese encuentro, nació un amor tan Intenso, que enseguida, movidos por el ímpetu desenfrenado de su juventud, y el deseo de estar juntos, decidieron contraer matrimonio. Los jovenes fueron a pedir permiso al padre de ella, que se negó rotundamente a la boda y ordenó que el joven fuera expulsado de su casa y encerró bajo siete llaves a su hija. Desesperado, el joven le hizo llegar un mensaje de despedida a su amada y embarcó hacia Tierra Santa a luchar contra el infiel. La joven mora, esperó en vano meses y meses el regreso del caballero. Jamás volvió a tener noticias suyas y tampoco jamás quiso casarse con ninguno de los pretendientes que su familia le propuso. Su padre amenazaba, su madre rogaba, pero nada podía convencerla de que tomara esposo.
Por ves si conseguía doblegar su voluntad, su padre ordenó que fuera encerada en una cueva de pastores, que sólo se le diera para alimentarse pan y agua y unos pobres harapos para cubrir su cuerpo. Todo fue en vano. La joven no opuso resistencia alguna y se dejó encerrar; encerrada siguió llorando y anhelando el regreso de su amado.
Al cabo de unos meses las sirvientes que llevaban la triste comida la encontraron muerta. Cada año en la fecha de partida de su caballero, el espíritu de la joven mora aparece en lo alto de algún otero con la vista fija y perdida en el horizonte esperando ver el regreso de su amado. "

Esta zona esta considerada por los más “sensitivos” como un "Lugar de Poder", que es aquel en que existen flujos energéticos que hacen trascender nuestra mente hacia estados místicos o telúricos, normalmente son aquellos donde se han instalado construcciones religiosas, en lugares apartados o de difícil acceso y cuyo motivo es este, habiendo sido construida una encima de otra segun las civilizacion o culturas que alli se instalaban desde los primitivos pobladores prehistoricos. Aunque en no todas existen dichas construcciones religiosas, es lo más habitual. Desde Stonehenge al Vaticano por poner unos ejemplos.

No obstante las leyendas se centran en aspectos más materiales y, aun no siendo muy originales, centrados en cuevas y tesoros de origen musulmán. Con la salida de estos en tiempos de la reconquista se cree que ocultaron en este monte sus más preciadas pertenencias que no podían llevar consigo con la idea de recuperar con el tiempo. Así mismo se repite como en otros pueblos y ciudades la creencia de la existencia de un túnel que unirá el castillico con el Castillo de Bullas, por la presencia de un gran socavón, hoy sepultado, en el camino entre ambos.

Todas estos mitos fueron avivados por hechos puntuales en tiempos relativamente cercanos.  

D. Antonio López vecino que fue de Bullas al realizar su servicio militar por los años cuarenta en las posesiones españolas en Marruecos, al comentar su procedencia a personas musulmanas le comentaron éstas que lo conocían por la existencia de un tesoro de origen arabe en el Castellar. Sorprendente, sobre todo por ser una época donde no había tanta comunicación entre los países y que haya sobrevivido la leyenda en dos lugares tan alejados y que coincidan en la misma.

Por los años setenta hubo un par de hermanos naturales de Bullas pero que residian en Barcelona y que se dedicaban a buscar "algo" por el monte Castellar. Intrigados los vecinos solo podían verlos cargando de "piedras" su popular Sinca 1000. No debieron encontrar nada importante ya que abandonaron, y al morir uno de ellos 30 años después sobre el año 2000 volvió con más ímpetu, ya que incluso llegó a contratar una retroexcavadora lo que obligó a intervenir a las autoridades. Parece ser que dijo que de pequeño con su padre y un pastor vieron una gruta y era lo que buscaba. ¿Pero que es lo que realmente vio en su infancia para llegar a invertir tanto dinero y tiempo con tanta constancia?

Por un ultimo y un poco más exotérico, una clarividente del pueblo dice  ver en sus trances la presencia de tesoros en el interior de la montaña.

Lo cierto es que sí existe una cueva (o más) en el Castellar, así un miembro del foro del Club Montañero de Mula la describe y dice conocer su entrada:

 Bajando por el corte escarpado con mucho cuidado, podemos tener acceso a la cueva del Castellar. Tiene una entrada estrecha y camuflada entre las rocas cuarcíticas, por la que conviene introducirse agachado, pero una vez en su interior, se abre una galería de proporciones generosas y con una gran pendiente en descenso húmeda, arcillosa y, por lo tanto, muy escurridiza. En realidad, todas sus paredes son de color marrón rojizo y parecen formadas a base de este material. Cuando ya hemos descendido durante unos 40 metros, la galería tuerce a la derecha y el techo en forma abovedada se eleva unos cinco metros sobre nuestras cabezas. Agarrados con sus patas de dicho techo con las cabezas hacia abajo, duermen su sueño diurno los integrantes de una colonia de murciélagos.

Creo que con todos estos datos dan ganas de patearse la montaña de arriba a abajo en busca de esta cueva y sus “tesoros”. Pero volviendo a la realidad el mejor hallazgo que vas a tener, si no lo conoces ya, es un lugar mágico de la naturaleza con vistas a los viñedos que dan caldos extraordinarios y con rincones como el Salto del Usero que hacen completar tu visita a este municipio, que cuenta con otros alicientes más turísticos como las bodegas, iglesias y castillo. Por tanto imprescindible tu cámara fotográfica.


Descripción de la ruta

Para realizar esta ruta recomiendo dejar los vehiculos en el parking habilitado para realizar la visita al Salto del Usero, o si lo prefieres puedes darte una caminata desde el Camping o desde cualquiera de las Casas Rurales existentes en la zona y especialmente la del Molino junto al propio cauce del río, ya que sin duda Bullas merece como minimo un fin de semana. Enlace para llegar al Salto del Usero.

Podrás obsevar diferencias en el track tanto al principio como al final de la ruta debido a condiciones particulares de realización de la misma. Comenzamos la ruta dando un paseo entre frutales y sobre todo vides que luego se convierten en los buenos vinos que da la tierra, para llegar al cauce seco del río Mula por obra de la canalización realizada. Continuamos hasta llegar al "nacimiento" de la tuberia con una gran caudal del citado del río en el entorno de la casa de Ucenda. Despues nos dirigimos hacia el Salto del Usero por sendero (existe un PR en la zona), atravesando bancales y por carreteras.

Aqui nos deleitamos un buen rato para poder ver y fotografiar con tranquilidad todos y cada uno de los rincones de este Paraje Natural, primero el remanso que se forma antes del salto y despues seguimos el cauce rio abajo hasta llegar a las inmedicaciones del molino de Arriba, lugar donde se ensancha el río.

Aprovechamos para almorzar acompañados del bucolico sonido del agua y recorrer estos lugares en plena floración saltando entre las piedras y cruzando el río en busca de paisajes fluviales de postal.

Desde aqui subimos hacia la base misma del monte y en el cruce existente sale una senda en dirección sur, subida, que curiosamente no se encuentra señalizada, o por lo menos yo no la ví. A partir de este punto es muy facil seguir la senda ya que se ha acondicionado con hitos de piedras y sabiendo que la cumbre se encuentra en la parte sur de la montaña solo es cuestión de seguirla. No obstante existen diversos senderos que recorren la montaña por lo que siempre es aconsejable mapa o gps para evitar dar pasos de más.

La cima se encuentra coronada por un vertice geodesico y las vistas tanto en la subida como en la cumbre son dignas del esfuerzo, puediendo contemplar los inmensos campos de cultivos, trazados geometricamente por los arquitectos del tractor y con las diferentes plantanciones que permite la presencia del agua y la dureza del clima.

Existen diferentes alternativas al programar esta subida, como puede ser darle la vuelta al monte o irte al pueblo a disfrutar se sus encantos turisticos. Tu eliges.



Hasta la proxima, nos vemos en el monte,


Fecha: 31/03/2014
Organizada por: 
Web - Facebook









Guiada por: Cristobal
Descarga esta pagina en PDF (en breve)
Imagen Track Wikiloc


Presentación de mis imagenes






Datos del GPS